GoofyLandia

News+Reviews+

GoofyLandia - News+Reviews+

Review: Nord Electro 3

Al fin llegó y ya es uno más de la familia de GoofyRecords; estoy hablando, claro está, del Nord Electro 3.

Después de una semana de usarlo, explorarlo, usarlo para grabar y para algunos ensayos, creo que ya estoy en condiciones de hacer una review, y acá empieza.

Lo primero a destacar es la solidez de la construcción y lo lindo que es por fuera. Da la sensación que puede resistir algunos golpes sin mayores consecuencias. Al momento de abrir la caja, ya se nota que tiene mucha presencia.
Lo siguiente, obviamente, es el teclado en sí mismo; la tecla es squarefront, la cuál, resulta muy pero muy cómoda a la hora de tocar órganos; a la hora de tocar pianos, hay que acostumbrarse un poco, pero, luego de unos días, resulta igual de cómodo; tal vez, para aquellos que vengan del mundo del piano, les resulte un poco incómodo, pero, créanme, es sólo una cuestión de costumbre.

Ahora sí, los sonidos. En líneas generales, son increíbles!
Los órganos: es sin dudas la mejor emulación que hay, sobre todo del B3. De hecho, hay modelados de 4 B3s de distintas “edades” (el modelo V3, emite sonido, cuando nadie lo toca, o sea, realmente viejo y baqueteado!), o sea, es como tener 4 Hammonds de distintos años y en distintas condiciones en sólo 7 Kg. Los modelados de los Vox Continental y el Farfisa Compact, son también muy, pero muy realistas y útiles. Otra genialidad de la sección de órganos son las barras de armónicos digitales, muy cómodas de usar, y además, se les puede setear la velocidad de respuesta. La sección de órganos, cuenta además con la opción de tener 2 presets, igualito a lo que serían el SI y el SI bemol de las teclas invertidas de un hammond B3, también se puede conectar otro teclado vía midi y tener así 2 manuales con diferentes seteos (todo controlado por un mismo botón… muy bien!). El Scanner de Chorus y vibrato, también está muy bien y el vibrato, va increiblemente bien con el Farfisa. La percusión del órgano, es muy similar a la original del B3, y tal vez lo mejor, es que con la percusión del 3er armónico, también se puede usar la novena barra de armónicos (cosa que con el B3, no es posible -igual, también se puede setear para emular el comportamiento original-). Terminando con la sección del órgano, el rotor, va realmente muuuy bien y cuesta diferenciarlo de un leslie de verdad – tal vez, sea un poco más limpio el sonido en esta emulación-; tiene 3 posiciones: Stop/Slow o Fast, que puede ser controlado desde un pedal, y además, se puede setear la velocidad de los rotores, tanto de agudos, como de graves.

Los Pianos: Divididos en 6 categorías: Grand, Upright, E. Piano, Wurly, Clav/Harp y Samp. Lib. Dentro de los Grand, encontraremos a los pianos de cola, en la página de Nord, encontraremos sampleados pianos Steinway D, Yamaha C7 y Bossendorfer y además de los electric grand Yamaha Cp80, clásicos de los 80s. Dentro de los upright, encontraremos pianos verticales, desde Bösendorfer, hasta Honky tonks y el Saloon piano, que no es ni más ni menos que un piano vertical, de dudosa afinación. Luego, nos encontraremos con los E.Pianos, que no son nada más ni nada menos que pianos Rhodes, y acá tenemos MKI, MKI Suitcase, MKI preparado, MKII y MKV, y dentro de los Wurly, encotramos el venerado Wurlitzer 200A. Posteriormente, llegamos a la sección Clav/Harp, donde nos encontramos con un Clavinet Honner D6 con sus cuatro posiciones de micrófonos y las 2 opciones del filtro (agudo y brillante), y de yapa, dos Clavicordios, uno francés de doble manual y uno italiano.
Por último, llegamos a la librería de samples, dónde entre otras cosas, podremos descargar todo el catálogo de Mellotrón y todo tipo de instrumentos; además, con la aplicación Nord Sample Editor, podremos mapear los sonidos que deseamos a través del teclado.

La sección de efectos: un ecualizador de tres bandas, con medios semiparamétricos; efectos de modulación como autopan (3 tipos), Trémolo (también tres tipos), auto wah, pedal wah y modulación de anillo, siendo estos últimos dos, controlables desde un pedal de expresión; una segunda sección de efectos de modulación incluye Chorus, Phaser y Flanger (todos con 3 intensidades y rate controlable); la tercer sección, incluye un compresor y el modelado de cuatro amplis: un Fender Twin, un Roland Jazz Chorus, un Ampli pequeño (no queda claro, exactamente qué ampli es) y el Leslie, todos con overdrive/disto; por último, encontraremos una reverb con 5 algoritmos distintos (room, hall, soft hall, stage y soft stage).
De la sección de efectos, cabe destacar las reverbs, que en mi opinión, resultan muy orgánicas; el modelado del Twin y del Leslie, son muy, pero muy creíbles; el auto wah, aplicado a un clavinet, es automáticamente funky; y las distos y overdrives funcionan muy bien en los Rhodes y en el Wurly.
Hay un Master de volúmen y un Gain.

Los conectores: Corriente (no es switcheable desde dentro; el mío, por ejemplo, es125V, por lo cuál, precisa un transformador externo), MIDI In y Out, 3 pedales (sustain, expresión y Leslie -aunque el sustain, también puede usarse para controlar el Leslie cuándo se usa el órgano), Left Out (mono -Ah, hay un switch en el panel frontal para usar el instrumento como monoaural-), Right out, monitor in (plug de 1/8) y headphones (por los auriculares suena lo que esté entrando en el monitor in).

De momento, la única contra (por llamarle de alguna manera), es que a la hora de usarlo vía MIDI, no es multitímbrico, pero, nada grave realmente.

Mi valoración, de momento es un 10, estoy totalmente conforme, pero, claro, lo mejor, es que cada uno juzgue con sus oídos.